CARLOS GARDEL - "El bronce que sonríe"

Cierto día dijo Gardel : “Nací en Buenos Aires, Argentina, a los 2 años y medio”, en clara alusión a su llegada al país, el 11 de marzo de 1893 a bordo del vapor “Dom Pedro”. Provenía de Tolouse – Francia, ciudad en la que había nacido el 11 de diciembre de 1890, cuna de trovadores, músicos, artistas y compositores famosos, situada en el “Midi-Pyrénneés” francés. ¿ Quien podía pensar entonces que la voz de ese niño, llegaría con el tiempo a constituirse “en patrimonio de la humanidad”?

miércoles, 1 de septiembre de 2010

GARDEL - LOS CABECILLAS y LOS SEGUIDORES DEL FRAUDE


Es indudable que detrás del Dream Team, integrado por Avlis, Bayardo y Paysée, marchan sus "hijos putativos" y “Los Muchach0s de la 18 de Julio”, es decir toda una "trouppe" que encadena a una poeta despoetizada, a un “langa” desprestigiado y a una sarta de tristes personajes que en la vida no han sido, ni son nada y encontraron en Internet, una triste manera de trascender, gracias a la mentira que envuelve todos sus actos.

Son simples “bagayos de ocasión” que bien habrían podido integrarse al sainete “Los Disfrazados”, del autor Carlos Mauricio Pacheco, nacido en Montevideo pero de muy pequeño radicado para siempre en Buenos Aires, donde falleció a los cuarenta años.

Todos sabemos que el “necesitado periodista” Erasmo Silva Cabrera, conocido como “Avlis” o “El Gran Mentiroso”, fue el cabecilla de quienes le atribuyen a Gardel una pretendida nacionalidad uruguaya, sin poder demostrarlo de manera alguna.

Él y sus sucesores, de mayor o menor peso y grado de perversa inventiva, tomaron desde siempre, con innegable superficialidad, la fábula que se desacredita por sí misma y coloca a sus mentores en el rubro de los falsarios.

Todos estos individuos mezclan cosas, buscando sembrar la “confusión” y sus argumentos son siempre expresados utilizando el término “potencial” del verbo y ofendiendo a todos los que les han demostrado, lo errado de su posición, una fábula carente de sustento.

Continuamente agregan nuevos inventos para suplir los supuestos que uno a uno, le destruyeron los verdaderos investigadores; esos mismos que avalan con documentos indubitables, cada una de sus afirmaciones.

Es evidente que la bibliografía existente y el material que se ha puesto al alcance de todos por Internet, han determinado que hoy sea imposible discutir acerca del origen de Carlos Gardel, pues para desenmascarar la farsa que pretendió hacerlo aparecer, sin prueba válida alguna, como nacido en Tacuarembó, Uruguay.

Si bien mi intención es no entrar en detalles “contestatarios”, creo que es importante resaltar solamente tres aspectos:

.
1) Su Acta de Nacimiento en Toulouse.
2) La coincidencia de las huellas dactilares de CARLOS GARDES, estampadas en el año 1904, con las que figuran en el pasaporte de CARLOS GARDEL, en el pasaporte expedido en 1923.
3) El Testamento ológrafo escrito y fitmado por Carlos y avalado por la justicia de Argentina y también de Uruguay.

.
Existen más evidencias y pruebas, pero no vale repetir todo lo ya conocido, que no hace más que ratificar la verdad que encierran los puntos expresados precedentemente.

Tomo palabras escritas por el periodista uruguayo Alfredo C. Dighiero, quien conserva prueba de cuanto expresa, que saben así: “Es fácil hacer todo esto 62 años después de Medellín cuando casi todos los testigos de la historia están muertos. Que dirían si pudieran ver este carnaval...Pintín Castellanos, Juan Carlos Patrón, Víctor Soliño, Ramón Collazo, Antonio Mondino, García Jiménez, Edmundo Guibourg, Tito Lusiardo, Francisco Canaro, Celedonio Flores, Anselmo Aieta, Enrique S. Discépolo, Irineo Leguisamo, Francisco Maschio, Carlos C. Lenzi, Mona Maris, Vicente Padula, José Razzano y tantos más.”

Alfredo Carlos Dighiero menciona el nombre y apellido de los amigos de GARDEL que siempre reconocieron que "El Máximo” había nacido en Francia. Y quien esto ha escrito no es un periodista “cualquiera”. De él ha dicho otro periodista uruguayo, Walter Celina: “Desde el ámbito rochano de Chuy y, particularmente desde esta frontera cosmopolita en que el tango late con juvenil fuerza, queremos enviar un cordialísimo saludo al Director del programa, Sr. Alfredo Carlos Dighiero, que con tanto brillo ha reconstruido pasajes fundamentales de la trayectoria del “Zorzal Criollo”.. “Trabajos de la jerarquía del realizado por Dighiero ubican al tango y a Gardel en el sitial de relevancia que nuestra música y nuestro ídolo merecen a escala internacional.” ¡Pavada de recomendación!
Nada más queda por decir. La fehaciente documentación presentada por los investigadores serios de la vida y obra de Carlos Gardel, habla por sí sola; si bien me agrada terminar esta nota,con una frase de Jacinto Benavente:

.
"Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la calumnia no puede ser otra cosa que la venganza de los cobardes. "

.
José Pedro Aresi


.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal