CARLOS GARDEL - "El bronce que sonríe"

Cierto día dijo Gardel : “Nací en Buenos Aires, Argentina, a los 2 años y medio”, en clara alusión a su llegada al país, el 11 de marzo de 1893 a bordo del vapor “Dom Pedro”. Provenía de Tolouse – Francia, ciudad en la que había nacido el 11 de diciembre de 1890, cuna de trovadores, músicos, artistas y compositores famosos, situada en el “Midi-Pyrénneés” francés. ¿ Quien podía pensar entonces que la voz de ese niño, llegaría con el tiempo a constituirse “en patrimonio de la humanidad”?

lunes, 20 de diciembre de 2010

PLACA DE GARDEL EN PARIS


.
INTRODUCCIÓN
.
En un mail se escribió :
.
De: Martina Iñiguez [mailto:martinalunfardo@hotmail.com]
Enviado el: Lunes, 13 de Diciembre de 2010 10:47 a.m.
Para: unlisted-recipients:; no To-header on input
Asunto: Suspenden acto de homenaje a Gardel porque se rompió la placa conmemorativa

¡ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja,ja! Otra mentira francesista más, se les "rompió" una placa de bronce...
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=622515
.
¡FELICITACIONES RENOVADAS DON ISRAEL ALVAREZ DE ARMAS
Martina

PLACA DE GARDEL EN PARIS

He visto que se han publicado versiones antojadizas sobre lo sucedido con la placa que, en homenaje a Carlos Gardel, se iba a colocar en París, el 13 de diciembre pasado.

Una de ellas es extraordinaria. Sostiene que todo fue una especie de montaje, quien sabe respondiendo a que fines, ya que, nos asegura, las placas de bronce no se rompen.

Así será, pero puedo oponer el hecho, desgraciado para todos, que esta placa era de mármol.

Atribuirme la capacidad de urdir una intriga que involucre a la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, a la Embajada argentina en Francia y a las autoridades comunales de Paris para fingir la realización de un acto, me halaga y agradezco la buena intención que sin duda anima a la señora Iñiguez, firmante del mail, pero debo reconocer que, lamentablemente, excede en mucho mis posibilidades.

Así es que informo el detalle de lo acontecido. La placa, remitida desde Buenos Aires, llegó con una esquina rota, según fotografía adjunta. Se trató de repararla, incluso se pensó en enmarcarla para su mejor presentación, pero, con buen criterio, se optó por diferir el acto. La empresa transportadora asume la reposición sin costo de una nueva placa, que se impondrá en fecha a confirmar.


Muestro también, foto de las invitaciones cursadas por las autoridades parisinas.
Esta información puede ser corroborada en cualquiera de las fuentes oficiales mencionadas.

Enrique Espina Rawson
Presidente del Centro de Estudios Gardelianos

.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal